Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

  • : El blog de tessa.barlo
  • El blog de tessa.barlo
  • : El blog de Tessa Barlo
  • Contacto

Archivos

Enlaces

19 octubre 2011 3 19 /10 /octubre /2011 07:16

http://img171.imageshack.us/img171/4904/animac.jpg

 

Las quemaduras son lesiones de la piel producidas por el contacto con una fuente de calor excesivo o una sustancia corrosiva.

 

La lesión o destrucciones de piel tienen múltiples variables. Pueden ser provocadas por calor seco (Por ejemplo una plancha), calor húmedo (Agua hirviendo), electricidad, sustancias químicas corrosivas o irradiación en la piel.

Según la profundidad de las lesiones, las quemaduras se clasifican en los siguientes tipos:

-Quemadura de primer grado: Afectación superficial de la piel.

-Quemadura de segundo grado: Afectación de capas más profundas.

-Quemadura de tercer grado: Afectación de toda la piel e incluso del tejido subcutáneo.

Las quemaduras que abarcan grandes zonas del cuerpo son siempre graves.

 

 

 

 

 

 

Síntomas y signos


Quemaduras de primer grado:

-        Enrojecimiento de la piel que desaparece con la presión.

-        Dolor a la presión.

-        Sensación urente.

Quemaduras de segundo grado:

-        Ampollas.

-        Dolor intenso.

Quemaduras de tercer grado:

-        Piel dura y seca

-        Ausencia del dolor en la piel quemada.

 

Actuación ante la quemadura

Las medidas generales ante un caso de quemadura son las siguientes:

-        Alejar a la víctima del peligro.

-        Reducir la profundidad de la quemadura mediante aplicación inmediata de frío: mojar con agua durante al menos diez minutos.

-        Reducir el dolor.

-        Prevenir las posibles infecciones, la deshidratación y la hipotensión (disminución de la presión arterial) por la pérdida de líquidos.

-        Las quemaduras poco extensas y de primer grado pueden curarse en el domicilio.

-        Si la quemadura es extensa o parece grave debe realizarse siempre una consulta médica.

-        Si la quemadura es grave hay que acudir a un servicio de urgencias hospitalario.

 

·       Quemaduras solares. Las quemaduras solares habitualmente son de primer grado. La aplicación de lociones de calamina es efectiva para calmar escozor. Debe evitarse una nueva exposición a los rayos solares, al menos hasta la curación de la quemadura.


·       Quemaduras por llamas. Hay que contemplar las siguientes situaciones:

-Si la ropa está todavía ardiendo, debe apagarse el fuego cubriéndola con más ropa (Abrigos, mantas) y, si esto no es posible indicando a la victima que ruede por el suelo.

-Deben retirarse anillos, relojes y cualquier accesorio que dificulte la circulación de la sangre en la zona afectada, puesto que se producirá una hinchazón. Esta medida debe llevarse a cabo en cualquier tipo de quemadura.

-Si es posible debe retirarse toda la ropa. excepto si está quemada o adherida a la piel.

-Posteriormente deben cubrirse las zonas quemadas con sábanas o ropas limpias.

-Estas quemaduras suelen ser graves y requieren ser valoradas por un médico. 


·       Quemaduras eléctricas. Aunque la descarga eléctrica haya provocado pequeñas quemaduras, puede haber daños internos graves. Por consiguiente, tras los primeros auxilios. siempre se debe acudir a un centro de urgencias hospitalario. Cuando la intensidad de la descarga eléctrica es elevada, la persona puede quedar inconsciente e incluso sufrir un paro cardiorrespiratorio. Si la persona está inconsciente. no debe tocarse. ya que el socorrista puede sufrir una descarga. La primera medida es separar a la victima de la fuente de energía, mediante un material que no sea conductor de la electricidad (plástico o madera). Si se ha producido un paro cardiorrespiratorio, debe procederse a la animación cardiopulmonar y, posteriormente, una vez recuperada la víctima y tras haber solicitado la ayuda, llevar a cabo la cura de las quemaduras.


·       Quemaduras oculares por sustancias químicas. Se diferencia dos tipos de quemaduras causadas por sustancias químicas:

1-     Quemaduras por sustancias alcalinas (amoníaco, lejía, cal): Son las más graves y pueden afectar a las estructuras más profundas del globo ocular.

2-     Quemaduras por sustancias ácidas (ácido clorhídrico, ácido sulfúrico): Por lo general no afectan a las estructuras más profundas, y las lesiones se limitan a los párpados, la conjuntiva y la córnea.

 

Cuando la quemadura es leve, aparece visión borrosa, dolor, enrojecimiento del globo ocular e hinchazón. Si la quemadura es moderada o grave, el dolor es intenso y se asocia a una reducción elevada de visión, inflamación y opacificación de la córnea, enrojecimiento de la conjuntiva y aumento de la presión ocular; si el producto causante es una sustancia alcalina, el dolor suele aliviarse con rapidez.

Ante estas lesiones debe acudirse siempre a un servicio de urgencias hospitalario tras aplicar los primeros auxilios en el lugar del accidente. Éstos consisten en la irrigación (lavado) ocular inmediata y abundante, con cualquier liquido no tóxico, habitualmente agua corriente. La rapidez en el inicio de los lavados es muy importante y nunca debe temerse que sea excesivo.

Repost 0
Published by tessa.barlo - en Remedios
Comenta este artículo
10 mayo 2011 2 10 /05 /mayo /2011 17:34

Desde el punto de vista medicinal la rosa castellana y la rosa de las cien hojas, son las dos especies más dignas de consideración, ambas tienen las mismas propiedades. La parte que se emplea de la rosa son los pétalos que tienen la propiedad de ser astringentes y las semillas que constituyen un diurético muy suave.

La rosa se recolecta según los climas a fines de primavera o principios de verano, que es cuando los capullos se han formado completamente, pero sin llegar a abrirse.

Indicaciones como planta medicinal.

Los pétalos de rosa son apropiados para combatir las inflamaciones de los ojos. Las semillas se emplean contra la fiebre, el ácido úrico, los cálculos de hígado y en todos los estados inflamatorios de la vejiga urinaria.

Los efectos diuréticos no son muy rápidos por lo que hay que usarlos durante un tiempo prolongado para notar su efecto; en cambio tienen la ventaja de no producir irritación, por lo que es conveniente su empleo en inflamaciones agudas de la vejiga donde el uso de otros diuréticos podría ser inconveniente.

Preparación y uso.

De las rosas se obtienen: El agua de rosas, la miel de rosas o rodomiel y la pomada de rosas. Para preparar baños o compresas para la vista, se ponen los pétalos a macerar durante 48 horas en agua a la temperatura ambiente y se remueve de vez en cuando.

La preparación de las semillas como remedio diurético es el siguiente: Se machacan las semillas y se ponen en maceración durante la noche; luego con la misma agua se dejan hervir de veinte a treinta minutos. La dosis a utilizar será: dos cucharadas soperas de semillas por medio litro de agua. Se beberá a sorbos durante las próximas veinticuatro horas.

Flores 02
Repost 0
Published by Tessa Barlo - en Remedios
Comenta este artículo